¿Que es la catarata congénita e infantil?

 

La catarata congénita se encuentra entre las principales causas de ceguera tratable en  niños y el diagnóstico precoz y tratamiento  tienen vital importancia para minimizar la ambliopía (disminución de visión de un ojo y mejorar la recuperación visual.

       Se considera catarata congénita cualquier opacidad del cristalino del ojo que impide la entrada de la luz, presente al nacer o que se puede detectar en los primeros meses o años de vida.

       El cristalino del ojo es una estructura normalmente transparente que se encuentra situada justamente por detrás de la pupila (el círculo negro que vemos en el centro del ojo). Su función es enfocar las imágenes y dejar paso a la luz para que llegue a la capa de tejido sensitivo (la retina) que se encuentra en la parte posterior del ojo.

       El cristalino es una estructura biconvexa, flexible y transparente situada detrás del iris que cambia su forma para lograr enfocar la luz en la retina. Está rodeado por una cápsula elástica y fina sujeto por ligamentos suspensorios. Para evitar cualquier pérdida de transparencia, el cristalino no tiene vasos sanguíneos lo mismo que la córnea.

      Partes del ojo: Además del cristalino, el ojo está formado por la córnea que es la estructura que hay en la parte frontal del ojo, detras está el iris que es la parte de color y la pupila es la parte oscura que hay en el centro del iris y sirve para graduar la entrada de luz a la retina.

      El humor vítreo es una sustancia gelatinosa que se encuentra en la zona central del ojo, debe ser transparente para permitir el paso de la luz. En la parte posterior está la capa sensitiva llamada retina con células receptoras de la luz. El nervio óptico está formado por células nerviosas y transmite en forma de señales eléctricas la información al cerebro que las procesa y transforma en las imágenes que vemos.

       Clasificación de las cataratas: Las cataratas pueden ser unilaterales o bilaterales. La catarata unilateral está presente solo en un ojo, si no se trata y se realiza la oclusión, el cerebro ignorará la imagen desenfocada y menos clara y se queda con la del ojo sano, el sistema visual no se desarrolla de manera adecuada, es lo que se denomina ambliopía. Si un bebé tiene cataratas bilaterales, el sistema visual se desarrollará pero quedará limitado y puede dar como resultado una pérdida de visión permanente. Las cataratas bilaterales pueden ser causa de ambliopía en ambos ojos.

         Las cataratas pueden ser parciales o completas, varían mucho tanto en tamaño como en forma y en grado de opacificación y pueden ir de un pequeño punto en la cápsula anterior, a una opacidad total del cristalino.

          Conforme a su localización se pueden clasificar en:

Cataratas anteriores; polar anterior, polar posterior y subcapsular.

Cataratas centrales; nuclear, zonular y lamelar

Cataratas posteriores; capsular posterior, subcapsular posterior, membranosa, cerúlea.

Causas de las cataratas:

Aunque puede haber diferentes causas, en muchos casos no es posible determinar la causa exacta.

Los investigadores consideran que, para determinar la causa, es importante considerar si la catarata es unilateral o bilateral. Pueden estar asociadas con  anomalías cromosómicas como por ejemplo, entre otros: Trisomía 21 o síndrome de Down.

Idiopáticas (se desconoce la causa) Afectan un tercio de los casos de niños con cataratas congénitas que no presentan otra patología. Muchos de estos casos son por mutaciones genéticas nuevas, de novo, o son hereditarias y se deben a la mutación en un gen, sea conocido o no.

Infecciones maternas durante el embarazo: Las cataratas también pueden aparecer como consecuencia de alguna infección materna durante el embarazo. Entre las principales infecciones ligadas con un aumento en el riesgo se incluyen; rubéola: toxoplasmosis: citomegalovirus o varicela.

Por ingestión de algunos medicamentos; corticoides sulfonamidas talidomida

Radiación. Rayos X durante el primer trimestre del embarazo.

 Por malnutrición materna. (falta de vitaminas) A, B1, C, D durante el embarazo.

Déficit de ácido fólico.

Cataratas asociadas a otras anomalías congénitas:

Microftalmia: Se trata de parámetros del ojo por debajo de lo normal. Puede ser unilateral o bilateral.

Coloboma: es un defecto congénito del iris, un orificio, fisura o hendidura.

Aniridia: es una enfermedad rara, que consiste en una falta congénita del iris del ojo. Puede afectar a un ojo, aunque es más frecuente que sea bilateral, así como ser total o parcial.

Persistencia de membrana pupilar. Durante el 5to mes del embarazo, ciertos mecanismos naturales destruyen la porción central de la membrana pupilar. La disfunción de dichos mecanismos determina la persistencia de la membrana pupilar o restos de la misma.

Glaucoma congénito. El glaucoma congénito es un tipo raro de glaucoma que se desarrolla en bebés y niños pequeños y puede ser hereditario. En un ojo sano, un líquido claro llamado humor acuoso circula dentro de la parte frontal del ojo. Para mantener una presión constante y normal en el ojo, Cuando existe glaucoma, el humor acuoso no fluye hacia fuera del ojo correctamente. La presión del líquido que queda en el ojo aumenta y, con el tiempo, causa daños en las fibras del nervio óptico.